Septimo Mandamiento

Comunidad Misional de Mesquite
Casa Bustamante
Miércoles a las 7 PM

P. 70. ¿Cuál es el séptimo mandamiento?
R.        El séptimo mandamiento, es: “No cometerás adulterio”. Éxodo 20:14.

P. 71. ¿Qué se exige en el séptimo mandamiento?
R.        El séptimo mandamiento exige que preservemos nuestra propia castidad y la de nuestro prójimo, en corazón, palabra y comportamiento. 1 Tes. 4:4; II Timoteo 2:22, Ef. 4:29; 5:11, 12; I Pedro 2:2; Hebreos 13:4

P. 72. ¿Que se prohíbe en el séptimo mandamiento?
R.        El séptimo mandamiento prohíbe todo pensamiento, palabra o acción deshonesta. Mateo 5:28; 15:19; Ef. 5:3-4.

UNA HISTORIA INFAMOSA DE LA BIBLIA – David y Betsabé

2 Samuel 11:1-27

En la primavera, que era la época en que los reyes salían de campaña, David mandó a Joab con la guardia real y todo el ejército de Israel para que aniquilara a los amonitas y sitiara la ciudad de Rabá. Pero David se quedó en Jerusalén. Una tarde, al levantarse David de la cama, comenzó a pasearse por la azotea del palacio, y desde allí vio a una mujer que se estaba bañando. La mujer era sumamente hermosa, por lo que David mandó que averiguaran quién era, y le informaron: «Se trata de Betsabé, que es hija de Elián y esposa de Urías el hitita.»Entonces David ordenó que la llevaran a su presencia, y cuando Betsabé llegó, él se acostó con ella. Después de eso, ella volvió a su casa. Hacía poco que Betsabé se había purificado de su menstruación, así que quedó embarazada y se lo hizo saber a David… 27 Después del luto, David mandó que se la llevaran al palacio y la tomó por esposa. Con el tiempo, ella le dio un hijo. Sin embargo, lo que David había hecho le desagradó al Señor.

Salmo 51

Al director musical. Salmo de David, cuando el profeta Natán fue a verlo por haber cometido David adulterio con Betsabé.

Ten compasión de mí, oh Dios,
    conforme a tu gran amor;
conforme a tu inmensa bondad,
    borra mis transgresiones.
Lávame de toda mi maldad
    y límpiame de mi pecado.

Purifícame con hisopo, y quedaré limpio;
    lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
Anúnciame gozo y alegría;
    infunde gozo en estos huesos que has quebrantado.
Aparta tu rostro de mis pecados
    y borra toda mi maldad.

10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
    y renueva la firmeza de mi espíritu.

 

UN EJERCICIO PRACTICO – 1 TESALONICENSES 4:3-8

La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios; y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios, quien les da a ustedes su Espíritu Santo.

Pregunta: ¿Qué es la voluntad de Dios para su vida?
R: Santificación.

Pregunta: ¿Qué es la santificación?
R. La santificación es una obra de la libre gracia de Dios por la cual aquellos que Dios ha escogido antes de la fundación del mundo para que fuesen santos, son en el tiempo (por la poderosa operación del Espíritu Santo[1], quien les aplica la muerte y resurrección de Cristo[2]) renovados en todo el hombre conforme a la imagen de Dios[3]; teniendo las semillas del arrepentimiento para vida sembradas en su corazón y todas las demás gracias salvadoras, y estas gracias son así [4], avivadas, aumentadas y fortalecidas[5], de tal manera que ellos mueren cada día más y más al pecado y se levantan a novedad de vida[6].

[1] Efesios 1:4; 1 Corintios 6:11; 2 Tesalonicenses 2:13 [2] Romanos 6:4-6 [3] Efesios 4:23, 24 [4] Hechos 11:18; 1 Juan 3:9 [5] Judas 20; Hebreos 6:11, 12; Efesios 3:16-19; Colosenses 1:10, 11  [6] Romanos 6:4, 6, 14; Gálatas 5:24

Pregunta: ¿Como se parece la santificacion en la vida cotidiana?
R: Apartarse de la inmoralidad sexual; aprender a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen la gente, que no conocen a Dios; y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. 

Pregunta: ¿Qué hará Dios a los que rechaza sus instrucciones?
R: El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido.

Resumen: Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios, quien les da a ustedes su Espíritu Santo. 

Artículos 

Fuera de Control (Reflexion en David y Betsabé)

Toma Medias en Contra el Adulterio

Abstinencia Centrada en el Evangelio

Que hacer Cuando se cae en Pecado Sexual

Romper Las Cadenas de la Pornografia

Comments are closed.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑